Este sitio utiliza cookies para análisis y para mostrar contenido y anuncios personalizados. Al continuar navegando por este sitio, aceptas este uso. Más información

¡Ya está aquí el circuito de Nürburgring!

Brian Ekberg
lunes, 9 de junio de 2014

 

Desde hoy puedes jugar en el legendario Nürburgring en Forza Motorsport 5… GRATIS. Sí, el tercer circuito gratuito para Forza 5 ya está aquí (se presentó hace tan solo unas horas en la conferencia de prensa de Xbox en el E3 2014) y ahora este increíble circuito está disponible para que lo descarguen gratis todos los jugadores de Forza Motorsport 5.

 

 

Aunque el de Nürburgring es el tercer circuito que ofrecemos gratis a la comunidad de Forza (tras el Road America en febrero y el Long Beach en abril), sin duda es el circuito más épico de los que hemos realizado. De hecho, se puede decir que esta versión del circuito es el ejemplo de contenido más grande y exigente que Turn 10 ha creado jamás. Se debe en parte a las grandes dimensiones del escenario: esta versión del circuito es enorme, incluyendo el circuito GP completo, el impresionante Nordschleife de 21 km y, por primera vez en la serie Forza, el colosal circuito combinado de 26 km.

 

Por tanto, en efecto, es un sitio enorme. Sin embargo, para Forza Motorsport 5, queríamos dar vida al circuito de una manera nunca antes vista. Después de todo, se trata del debut en la nueva generación de uno de los circuitos más famosos del mundo, una ocasión para mostrarlo con un nivel de detalle y precisión hasta ahora imposibles en los juegos de carreras. Turn 10 empleó toda su experiencia, tecnología y creatividad para concebir la mejor versión de este legendario circuito. Lo más destacado es:

 

Barrido láser. Ha pasado más de una década desde la primera imagen que tomamos del circuito para versiones anteriores de Forza Motorsport. En este tiempo, no solo ha cambiado el circuito, sino que nuestras técnicas y la tecnología que utilizamos han evolucionado a gran ritmo. En el momento de diseñar el circuito para Xbox One, unimos la experiencia colectiva de nuestro equipo con la última tecnología de barrido láser para retratar el circuito con una exactitud sin precedentes hasta la fecha.

 

Gran escala. Veintiséis mil árboles rodean el circuito. Para trasladar esta colosal pista a Forza 5 fue necesario que más de 30 artistas de todo el mundo trabajasen para crear el circuito desde cero y dedicasen más de 13 000 horas de trabajo para finalizarlo. Vas a experimentar este Nürburgring como nunca lo has hecho hasta ahora.

 

El infierno verde en detalle. Nürburgring tiene fama de ser uno de los lugares más exigentes para las carreras de velocidad. Al recorrer los estrechos tramos del Nordschleife, volarás junto a las barreras de protección en las que se ven las huellas de numerosos daños y arreglos. El Nordschleife está cubierto por grandes franjas pintadas de grafiti, realizadas por los fans. Tramos míticos del circuito, como la curva del Carrusel y la zona rápida de la Flugplatz, cobran vida con una excelente definición.

 

 

El circuito de Nürburgring de Forza Motorsport 5 está más vivo y es más exigente que nunca, con enormes cambios de rasante, variedad de superficies y cambios de ángulo que te mantendrán despierto vuelta tras vuelta. Dicen que nadie "se aprende" del todo el circuito, pero querrás emplearte al máximo. Por ejemplo, saber qué pianos puedes usar y cuáles evitar será una de las claves para lograr una gran vuelta o un final desastroso.

 

 

Como todos los circuitos gratuitos para Forza 5, el de Nürburgring se ha integrado totalmente en todos los aspectos de Forza Motorsport 5. Encontrarás nuevos eventos en los que aparece el circuito en el modo de Carrera, podrás probar nuevos eventos en el modo Rivales y conocerás nuevas salas multijugador a las que podrás llevar el circuito junto con un máximo de 15 jugadores.

 

Además del circuito gratuito, hoy también lanzamos el paquete Potenciador de coches de Nürburgring, con cinco fantásticos coches para coleccionar, pilotar y personalizar. Aquí tienes un resumen:

 

Audi #4 Audi 90 quattro IMSA GTO de 1989

No todos los días se encuentra uno con un coche como el Audi 90 quattro IMSA GTO. Este coche tuvo una corta vida, pero fue revolucionario e impactante. Se creó después de la época del Grupo B de rallies, cuando Audi decidió comprobar de qué era capaz el sistema quattro sobre pavimento. Fue el primer coche con tracción a las cuatro ruedas en competir en el IMSA. A finales de los ochenta, el campeonato IMSA GT estaba en su apogeo y los coches de clase GT sufrían pocas restricciones. El 90 quattro encajaba a la perfección, pues prácticamente no era un coche GT. Era más bien un coche de carreras a medida. Con solo mirar su ancha carrocería (probablemente la más ancha que se haya fabricado) verás que tienes ante ti un armazón de fibra de carbono, bajo el cual hay un chasis de tubos de competición. Por delante del eje frontal se sitúa un motor de 720 caballos con tracción a las cuatro ruedas. Es una bestia en todos los aspectos: endiabladamente rápido y con un agarre al pavimento mejor que el de la mayoría. Durante su única temporada en la serie Camel Pro del IMSA GT, el Audi 90 ganó siete de las trece carreras. Audi pasó entonces a competir en la principal liga de turismos de Alemania (DTM), donde la tecnología quattro continuó su dominio.

 

 

Brabham BT24 de 1967

Jack Brabham es el único hombre que ha ganado un Gran Premio con un coche que lleva su propio nombre. El suyo es uno de los nombres más famosos en el mundo de las carreras y, en los años sesenta, Brabham era el mayor fabricante de coches de carreras personalizados. Tras haber ganado campeonatos en 1959 y 1960 con los coches de Cooper-Climax, Jack Brabham fundó la marca Brabham con Ron Tauranac. Brabham se considera el principal fabricante de coches de carreras con motor central o trasero. En palabras de Brabham, aquella época supuso una "revolución del motor trasero". La temporada siguiente a la victoria de Brabham en el campeonato de 1966 en un BT19, él y su compañero de equipo, Denny Hulme, pilotaron los BT24. Las marcas rivales como Ferrari y Lotus habían quedado rezagadas, pero sus mejoras llegaron y los días de dominio de Brabahm parecían contados. Pero no tan pronto: serían la fiabilidad y agilidad del BT24 con motor Repco las que se impondrían. El motor Repco V8 del BT24 procedía de un motor de aluminio de Oldsmobile y tenía una cilindrada en el límite de los 3,0 litros. En 1967, Hulme ganó el campeonato y Brabham quedó en segundo lugar por una diferencia de pocos puntos.

 

 

Ford Formula Ford EcoBoost 200 de 2013

La serie de Formula Ford es una categoría inferior para pilotos aspirantes de monoplazas y, tras el karting, es la siguiente etapa para los que quieran dedicarse profesionalmente a las carreras. Los coches de Formula Ford son monoplazas ligeros y rápidos, con motores de fábrica Ford Ecoboost de más de 200 caballos. Como todos los coches de la serie llevan el mismo chasis y el mismo motor, el podio depende más de la configuración de ingeniería y del talento al volante. En 2012 se introdujeron nuevas especificaciones para permitir el uso del motor Ecoboost, así como un nuevo chasis de acero que cumpliera las normas de seguridad de la Fórmula 3. Muchos de los mejores pilotos de monoplaza del mundo, incluido el excampeón de la máxima competición Jenson Button, proceden de la serie de Formula Ford. Date una vuelta con este bólido y vive una experiencia fundamental a la hora de comenzar una trayectoria profesional en las carreras de monoplazas.

 

 

Maserati 8CTF de 1939

Inspirado para competir contra los gigantes alemanes Auto Union y Mercedes antes de la Segunda Guerra Mundial, el Maserati 8CTF fue creado por Ernesto Maserati. Después de que el industrial italiano Adolfo Orsi los salvara de la ruina, los hermanos Maserati se empeñaron en crear un coche que detuviera el avance de los alemanes. El 8CTF ("8-cyilinder Testa Fissa") se hizo a partir de dos bloques de cuatro cilindros con una culata integral ("Testa Fissa") que usaba doble árbol de levas y dos compresores. El resultado fueron 360 caballos, que hicieron que el 8CTF pudiera rivalizar con sus competidores alemanes. En Europa el 8CTF empezó con fuerza, pisando los talones al Mercedes W154, lo cual supuso una gran satisfacción para los fans italianos. Pese a los problemas de fiabilidad, un 8CTF pilotado por Paul Pietsch, vecino de la localidad donde se situaba el circuito, logró el tercer puesto en Nürburgring. El 8CTF consiguió sus victorias más importantes en Estados Unidos, venciendo en el Indianapolis 500 en 1939 y 1940 y logrando dos victorias en la Pikes Peak Hill Climb. Las dos victorias en la Indy 500 se las anotó el piloto Wilbur Shaw. Tras un par de vueltas con esta reliquia de la historia del motor, los pilotos aprenderán lo que es el respeto por competidores como Shaw y Pietsch, que llevaron a la gloria a estos potentes coches en el pasado.

 

 

Lotus Eleven de 1956

Un flamante coche de carreras en 1956, el Lotus Eleven incorporaba un marco de acero tubular y paneles de aluminio prefabricados para lograr rigidez. Tenía un motor Coventry Climax ligero de 1,1 litros y podía alcanzar los 235 km/h. Terminó séptimo en la general en Le Mans. Con toda su carga, el coche pesa unos 453 kg. Otros coches versionados tenían opciones de motor que iban desde los 750 cm3 hasta los 1500 cm3. La clase original de 1100 cm3 del Lotus Eleven tuvo mucho éxito en el circuito y lo condujeron pilotos de la talla del gran Stirling Moss. Hoy día, pocos coches pueden compararse con su belleza o su ligero peso.

 

 

Como todos los coches de Forza 5, cuando tengas el paquete Potenciador de coches de Nürburgring o cualquiera de sus coches de manera individual, podrás añadirlos a tu garaje Forza 5 sin coste adicional en créditos o símbolos. Además, el paquete Potenciador de coches de Nürburgring está incluido en el pase de coche de Forza Motorsport 5. Si eres propietario de un pase de coche, estos cinco vehículos serán tuyos sin coste adicional.